Los Beneficios de una Hortaliza muy conocida como la Zanahoria

La zanahoria alimenta y protege. Como planta que es, presenta unas ventajas evidentes para el organismo, pero además su alta composición de carotenos y provitamina A la convierten en un eficaz y sano bronceador.
Imagen de Yócelyn Bahamondes Saavedra
14,987 Lecturas
26 de Junio, 2008 07:06

Los orígenes de la zanahoria se confunden en los tiempos. Ya hay referencias sobre le cultivo de la zanahoria morada de hace tres mil años en Oriente y de su condición "afrodisíaca" por griegos y romanos.
La Zanahoria es de la familia de las Umbelíferas. Su denominación técnica es Daucus carota o zanahoria silvestre. Esta planta presenta unas hojas compuestas, y flores blancas y amarillas. La parte comestible es la raíz. Es muy carnosa, presenta un aspecto coniforme y de color rojo anaranjado. Entre sus parientes se encuentran el apio, el nabo y el hinojo.
Su cultivo para la alimentación humana es muy reciente. La razón es que esta planta originariamente era bastante venenosa. Fueron los hortelanos franceses y alemanes quienes eliminaron su peligro. Por medio de una paciente selección y cruces neutralizaron su veneno y produjeron las raíces que, hoy en día, son un compendio de vitaminas. Es muy rica en caroteno, eficaz antioxidante con propiedades anticancerígenas. Es la hortaliza más importante y de mayor consumo de las pertenecientes a dicha familia. Es un alimento excelente desde el punto de vista nutricional gracias a su contenido en vitaminas y minerales. El agua es el componente más abundante, seguido de los hidratos de carbono, siendo estos nutrientes que aportan energía. La zanahoria presenta un contenido en carbohidratos superior a otras hortalizas. Al tratarse de una raíz, absorbe los nutrientes y los asimila en forma de azúcares. El contenido de dichos azúcares disminuye tras la cocción y aumenta con la maduración.
Su color naranja se debe a la presencia de carotenos, entre ellos el beta-caroteno (de ahí su nombre carota) o pro-vitamina A, pigmento natural que el organismo transforma en vitamina A conforme la necesita. Asimismo, es fuente de vitamina E y de vitaminas del grupo B como los folatos y la vitamina B3 o niacina. En cuanto a los minerales, destaca el aporte de potasio, y cantidades discretas de fósforo, magnesio, yodo y calcio.

La sabiduría popular la considera muy buena para la vista, cicatrizante intestinal, diurética y astringente. También para curar la afonía se hervían zanahorias, se exprimían mezclándolas con agua y con miel (una especie de te de zanahoria).
Crudas o cocidas son un excelente alimento. Es de las pocas verduras que incluso pierden muy poco valor cocinada. Incluso algunos de sus componentes alimenticios son más digeribles para nuestro cuerpo que cuando las ingerimos crudas.
Las zanahorias ayudan a prevenir el envejecimiento y nos mantienen más sanos y más fuertes.

Las zanahorias son ricas en carotenos, unos compuestos que el hígado trasforma en vitamina A. Entre estos destaca el beta -caróteno. Este componente, que aparece en frutas y verduras de color anaranjado y verde fuerte, como las coles, las patatas, las calabazas, los albaricoques y las espinacas o en frutos, como el mango, el pomelo o el melón.
Los betacarotenos previenen la aparición de ciertos cánceres. Actúan especialmente contra el cáncer de pulmón y el de boca o impiden el desarrollo de células cancerosas, haciendo que estos procesos no pasen de un estadio primitivo.
Además, se ha comprobado el poder antioxidante de este componente. Su ingestión nos protege contra la acción destructiva de los radicales libres, unos agentes producidos por causas externas, como la contaminación o por causas internas del propio organismo, que atacan nuestras células produciendo enfermedades degenerativas, como, por ejemplo, el prematuro envejecimiento o la mala salud arterial.
Entre todas las propiedades medicinales de los betacarotenos podríamos mencionar las siguientes: anticancerosos, antimutagénicos, antitumorales, inmunoestimulantes, anticoronarios, antiulcéricos, antifotofóbicos, antidegenerativos.
Los carotenos poseen, pues, virtudes como las de proteger nuestras arterias o mantenernos jóvenes durante más tiempo. Su presencia en el cuerpo garantiza la buena salud de la visión, impidiendo la formación de las cataratas o la hipersensibilidad a la luz solar; el buen estado de la piel, de los dientes o de las encías. Su carencia puede manifestarse en una falta de visión - ceguera nocturna - , sequedad en la piel, acne juvenil o una mayor facilidad para las infecciones. Protegen nuestro estómago, impidiendo la formación de úlceras o nos ayudan a mantenernos más jóvenes durante más tiempo. Es diurética (agiliza el proceso de orinar), emenagoga (que agiliza las menstruación en las mujeres) y facilita la desintegración y la expulsión de los cálculos renales. Por su riqueza en fósforo, este vegetal es excelente como vigorizante para una mente cansada y como restauradora de los nervios.
Sin embargo, a pesar de todas sus bondades, estudios realizados en fumadores que tomaban suplementos de beta -carotenos demostraron como la incidencia de cáncer de pulmón era mayor en ellos que en fumadores que no tomaban este componente. Todo indujo a los médicos a desaconsejar su ingesta por otro procedimiento que no fuera a través de los alimentos. No resulta prudente tomar este componente aislado o en combinación con otros suplementos vitamínicos hasta que se realicen estudios más concluyentes sobre el tema. Una solución natural consiste en una buena dieta de estos productos que solamente puede producir efectos beneficiosos. Si que es cierto que el consumo de alimentos que contienen betacarotenos conlleva a una pigmentación amarillenta de la piel, especialmente en la palma de la mano, que disminuye a medida que dejamos de comer estos alimentos en cantidad.
Las zanahorias ayudan a mantener la salud intestinal.

El consumo habitual de esta hortaliza puede ayudar a impedir o disminuir la toxicidad de las intoxicaciones alimentarias causadas por listeriosis. Similarmente, se utiliza el zumo de zanahoria para eliminar las lombrices intestinales. Consumir habitualmente este zumo ayuda a mantener el intestino libre de estos parásitos.
Las zanahorias son laxantes por lo que resultan útiles para evitar o solucionar el estreñimiento. Se ha comprobado como su ingestión favorece una buena regulación intestinal, previniendo la aparición del cáncer de colon o la diverticulosis que puede desencadenar episodios de diverticulitis. Al mismo tiempo, por su riqueza en pectinas, constituye un buen remedio para combatir la diarrea, resultando muy interesante en los casos de diarrea infantil. Además de carotenos, contienen mucha vitamina C y hierro por lo que resultan muy adecuadas para la salud infantil. Son muy aconsejables los biberones realizados con zanahorias hervidas durante 90 minutos, bien trituradas y pasadas por el colador. Resultan muy digeribles y ayudan al buen estado del aparato digestivo, así como a favorecer la formación de los glóbulos rojos, previniendo la anemia.
Las zanahorias disminuyen el colesterol y previenen la arteriosclerosis.

Comer zanahorias nos ayudará a disminuir el colesterol y prevenir la arteriosclerosis. Es un elemento alcalinizante, que ayuda a depurar la sangre. También constituyen un buen recurso, en caso de poseer gusanos intestinales. Se puede comer media taza de zanahoria rallada en ayunas y dejar una hora y media el estómago vacío para que esta se digiera bien. Realizar este tratamiento durante 4 o 5 días puede eliminar los molestos parásitos.
Las zanahorias ayudan a mantener la salud de la piel.

Exteriormente puede utilizarse para curar los problemas de la piel, como eczemas, heridas o quemaduras, includidas las producidas por el sol. Es muy útil para paliar la acción destructiva de los rayos ultravioletas, motivo por el cual forma parte en la composición de muchos filtros solares. Una mascarilla de pulpa de zanahoria durante media hora favorece ademas la tersura de la piel, eliminando las arrugas o evitando que aparezcan.
Los bronceadores elaborados a base de extracto de zanahoria producen a nivel cutáneo un estímulo del caroteno que va aportando, poco a poco, un tono bronceado a la piel.
Las zanahorias en la cocina.

Para aprovecharnos de su riqueza en vitaminas y minerales es conveniente comerlas crudas en ensaladas, mezcladas con otras frutas o verduras, aunque se ha comprobado que una ligera cocción incrementa su contenido en beta - caroteno. Con estómagos más delicados puede tomarse en forma de zumos, incluso mezclada con otras frutas, rayada o cocida junto a otras verduras o en purés con algo de aceite de oliva. Tenemos que tener en cuenta que los betacarotenos se oxidan en contacto con la luz, por lo que deberemos consumir estos alimentos lo más frescos posibles. En caso de pelarlos o rallarlos, deberán comerse con prontitud.
La zanahoria cruda, rayada y con un poquito de limón, resulta muy adecuada como entrante en las comidas para abrir el apetito, por lo que puede utilizarse en trastornos alimentarios, como la anorexia.
El xylitol es responsable de la flatulencia que las zanahorias produce en algunas personas.
El zumo de la zanahoria posee importantes cualidades, entre las cuales podemos mencionar: antiséptico, normalizador de la sangre, contra la debilidad de cabello y ojos, desórdenes digestivos, el adelgazamiento, la acidez, reumatismo, anemia, mala nutrición, impotencia y esterilidad (para estos dos últimos casos se debe tomar por tiempo prolongado). Para las enfermedades respiratorias, afecciones del pecho, asma, catarros bronquiales, etc., se recomienda tomar este zumo mezclado con un poco de miel o jugo de limón.
Es difícil nombrar todas las propiedades que este vegetal posee, pero si hay algo que es cierto y que ha sido dicho por cientos de investigadores y científicos es que "la zanahoria es una verdadera maravilla vegetal".


Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

5 Comentarios

Comentarios en Facebook

Imagen de porDïos

Por dios,¿qué edad tienen

Por dios,¿qué edad tienen estas mujeres o niñas? ¿Cómo hacen esas preguntas?

La zanahora, para lo que realmente sirve es para masturbaros.

Imagen de desiree

la zanaoria es unproducto

la zanaoria es unproducto para comer y eso que se come es una especie de alimento bueno y sano

Imagen de desiree

El agua es buena para

El agua es buena para nuestra

salud por que nos

da energia para

bibir

y tanbien para que

los musculos

estenfuertes

y

los huesos

esten

fuertes o si no

para que esta el

agua

pues para bibir para

bibir si porque osi no para

que esta

el agua

se sabe

para bibir si

adios y kien sea el

dueño

que muchas gracias

por aber nos de jado participar

atodos

adios

xao adips director``´o directora

xao

Imagen de elizabeth guerrero

quisiera saber si con la

quisiera saber si con la zanahoria se podria hacer un perfume gracias xd para proteger la piel al ponerselo y no contaminar el medio ambiente

Imagen de Veronica

Quisiera saber si al disecar

Quisiera saber si al disecar y tostar las zanahorias pierden sus propiedad? Yo lo tomo como té a diario y no sé si estoy recibiendo todas los beneficios que se mencionan.

Gracias.

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.