Se informó de nuestra región un día: "Comuna minera resiente presencia de grandes empresas extranjeras"

La presencia de dos grandes empresas canadienses, que explotan cobre y oro, en la comuna de Andacollo, centro-norte de Chile, ha tenido un saldo negativo, señalan los habitantes de esta ciudad...Por Gabriel Canihuante .
Imagen de Corresponsales El Observatodo
3,425 Lecturas
27 de Agosto, 2008 14:08
ANDACOLLO, noviembre 1995. (Especial de IPS) La presencia de dos grandes empresas canadienses, que explotan cobre y oro, en la comuna de Andacollo, centro-norte de Chile, ha tenido un saldo negativo, señalan los habitantes de esta ciudad, los que se dedican básicamente a la pequeña minería.
La presencia creciente de inversiones extranjeras como algo positivo y la posición de Chile como país en pleno desarrollo son ideas que, en general, rechazan los ciudadanos de esta comuna de 12 mil habitantes, situada a 500 km. al norte Santiago, los que realizan en las últimas semanas una movilización contra el desempleo.
“La instalación de las empresas canadienses (Canada Tungsten y Minera Dayton) no ha favorecido a la comuna, sólo la ha perjudicado, dejando cesantes a muchos trabajadores”, señala una declaración de la Coordinadora de cesantes, organización autónoma que ha venido conduciendo la movilización.
Desde octubre de este año, un grupo de desempleados empezó a reunirse en Andacollo –famosa por la celebración de masivas fiestas religiosas- para organizarse y llevar a cabo alguna acción que remediase el desempleo que enfrentan.
En menos de un mes, la Coordinadora realizó dos asambleas, con miles de participantes, y la ocupación de una carretera que da acceso a Andacollo desde Santiago y La Serena, capital regional.
Con sus movilizaciones, la Coordinadora llamó la atención de la prensa y de las autoridades, las que han prometido atender parte de sus reivindicaciones. Los andacollinos quieren trabajo. Reclaman que las empresas canadienses prometieron emplearlos y no han cumplido, dando empleo a personas de otras ciudades.
Los miembros de la Coordinadores, José Rojas, Gerardo Espejo y Albino Vega, explicaron a IPS el motivo de su movilización y dieron a conocer otros aspectos de su situación laboral y familiar.
Hace unos cinco o seis años, los habitantes de Andacollo podían salir a buscar oro en diversos lugares de esta comuna situada a cerca de 1.000 metros de altitud. Las propiedades eran privadas pero los dueños permitían la explotación por un sistema simple de concesiones.
La llegada de las empresas Dayton (ya explotando el oro a escala industrial) y Canada Tungsten-Carmen, en etapa de prospecciones por el cobre, hace cuatro o cinco años, cambió esta situación. Las compañías compraron grandes extensiones de terreno y los cercaron prohibiendo el acceso a la minería artesanal.
“A veces me perece que la intención de las empresas es que la gente se vaya de Andacollo y que esto sea sólo una mina”, estima Vega, un ex minero que hoy se dedica al trabajo temporal en faenas agrícolas para lo cual debe viajar diariamente varios kilómetros.
“Todos los domingos escuchamos a alguien que anuncia que se va. Uno nació y se crió acá y siente pena por esto. La situación es penosa. Se han hablado tantas cosas que la gente está muy incrédula”, añade Albino.
La situación, entre tanto, no es nueva en Andacollo. En 1993 se vivió una crisis similar a la de ahora y los andacollinos se movilizaron en protesta contra el desempleo colocando banderas negras a la entrada de sus casas. El movimiento significó que las autoridades implementaran planes específicos de trabajo para absorber mano de obra cesante.
El proyecto que dio más empleos fue la construcción de una red de alcantarillado, pero estas obras terminaron hace algunas semanas y actualmente se calcula que unos 800 jefes de hogar están cesantes.
“Chile como macroeconomía está bien, pero como microeconomía está mal. Pensamos, por ejemplo, el caso de Andacollo o el de los compañeros de Lota (mineros del carbón), tenemos muchos problemas”, analiza Gerardo Espejo, designado como vocero de la Coordinadora. “No criticamos la política del gobierno, estamos criticando la mala política del gobierno en el plano laboral”, aclara.
Albino Vega, por su parte, dice que “no somos los jaguares de Latino América como dicen. Un extranjero puede pensar equivocadamente porque hay una realidad encubierta, no sólo aquí en Andacollo, también en La Higuera, en Lota y en otras partes”.
Para los andacollinos, la presencia de las grandes compañías mineras no sólo significó una frustración en sus expectativas de empleo sino que también causó otros problemas. En la localidad de El Sauce, a pocos kilómetros del centro de la ciudad, viven 22 familias de clase media y baja que hoy enfrentan problemas ambientales. El poblado está siendo rodeado por cerros de desechos de materiales desplazados por Minera Dayton.
Las vecinas que hablaron con IPS se quejaron de permanentes explosiones que han agrietado las paredes de las casas, nubes frecuentes de polvo y la sensación de encierro que les provocan los cerros de materiales.
Para el concejal de Andacollo, Sergio Honores, del oficialista Partido Socialista, en el caso de El Sauce, hay “un problema ambiental terrible, tal vez, porque no se cumplen las normas exigidas”. Según el profesor y representante comunal, la compañía cambió de ubicación algunas etapas del proyecto, perjudicando a esos pobladores.
También la localidad de El Toro, formada por 40 familias de escasos recursos, se queja de la presencia de las compañías extranjeras. “Con el corte del camino vamos a quedar aislados, reclama la presidenta de la Junta de vecinos, Gloria Cuello, en alusión al inminente bloqueo (por causa de faenas mineras) del único camino que los une a Andacollo.
Pensando en las perspectivas de Andacollo, el concejal Honores estima que “no deberá desaparecer pero es necesario pensar en un plano global de desarrollo que, por un lado, incorpore una red de estudios mineros sobre pequeños yacimientos. En ellos, situados en los alrededores de esta ciudad, es posible que trabajen mineros artesanales con apoyo técnico estatal”.
Por otro lado, añade, es necesario pensar en algo más que la minería, en una diversificación productiva”, aludiendo a una idea que el gobierno viene tratando de implementar hace varios años para incorporar al actual modelo económico a sectores que han entrado en decadencia como los mineros del carbón, sectores de la pequeña minería y áreas como la portuaria, entre otras.
A raíz del movimiento de las banderas negras, en 1993, el gobierno regional echó a andar un plan de diversificación productiva que incorporó proyectos como la fabricación de ladrillos, la producción de claveles, la instalación de una escuela de orfebrería, de un museo del oro y de un observatorio astronómico popular. Muy poco de ello ha funcionado en la práctica.
Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

2 Comentarios

Comentarios en Facebook

Imagen de Maritza Blanco V.

Yo creo que las soluciones

Yo creo que las soluciones para evitar estos descontentos pasan por la integración, nivelación y capacitación de las personas para que, cuando lleguen estas grandes empresas, sean integrados y puedan ejercer un trabajo allí y para ello, se requiere una fuerte suma en capacitación al recurso humano de tal manera que quede apto en el uso de tecnologías y maquinaria que se requiere en los procesos de la mineria, tanto en la extracción como en el chancado, molienda, refinado, etc... Un segundo punto creo que pasa por los intereses que debiesen pagar estas empresas al país. Creo que las empresas que extraen los recursos naturales del pais son las que debiesen pagar mas altos impuestos pues los efectos a largo plazo no dejan de ser preocupantes.

Imagen de gonzalo herrera

siempre es mejor no perder

siempre es mejor no perder de vista al enemigo, ni subestimarlo.

no hay que olvidar nunca que las empresas son entidades con fines de lucro: su fin ultimo es la acumulacion de capital. todas sus actividades, procesos, gestion, interaccion social, etc. esta enfocado a eso.

no le concedamos sentimientos ni buena voluntad a estas entidades sociales.

es cierto, las hacen funcionar las personas, pero esas personas no son ellas mismas al momento de hablar por la institucion, sino el cargo que ocupan. creo que todos nos hemos dado cuenta de eso, incluso con las secretarias al momento de solicitarles una información o alguna solucion.

eso tampoco hay que perderlo de vista.

con esto en mente, consideremos tambien a la minera carmen, quienes sabiendo que secarán el acuifero el culebron, y con ello terminaran con la actividad agricola de pan de azucar y con el ecosistema humedal culebron en coquimbo, insisten en su proyecto, no importandoles la comunidad, la sustentabilidad ni mucho menos nuestros hijos o nietos. y mas encima, cuentan con el apoyo del gobierno.

eso tampoco lo olvidemos.

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.