Murió el asesino de periodista argentino - sueco Leonardo Henrichsen

Una neumonía basal izquierda terminó con la vida del ex cabo de ejército Héctor Hernán Bustamante Gómez, quien dio muerte al camarógrafo argentino Leonardo Henrichsen, durante la sublevación militar del 29 de junio de 1973.
Imagen de Corresponsales El Observatodo
7,412 Lecturas
23 de Enero, 2008 08:01
Por: Ernesto Carmona
Periodista

Una neumonía basal izquierda terminó con la vida del ex cabo de ejército Héctor Hernán Bustamante Gómez, quien dio muerte al camarógrafo argentino Leonardo Henrichsen, durante la sublevación militar del 29 de junio de 1973, recordada como el “Tanquetazo”.
El crimen quedó impune. La magistrada Rommy Rutheford, del segundo juzgado del crimen de Santiago falló la prescripción en 2006. Pero el 25 de septiembre de 2007 la Corte de Apelaciones de Santiago encomendó al ministro Jorge Zepeda Arancibia investigar los asesinatos de Henrichsen y de otros tres argentinos, Oscar Héctor Bugallo Celuzi, Miguel Angel Lacorte y Héctor Garzán Morillo. Esta diligencia judicial sigue su curso.
Bustamante disparó contra Henrichsen mientras cubría para la televisión de Suecia el alzamiento de un regimiento de tanques, en las cercanías del palacio de gobierno. La imagen de Bustamante disparándole a matar fue captada por el propio camarógrafo antes de morir y tuvo difusión mundial en fotografías y videos, pero nadie supo su nombre hasta que fue identificado por este redactor más de 30 años después del asesinato.
La noticia del deceso de Bustamante surgió esta mañana en la Fiscalía de Ñuñoa, cuando concurrí a declarar en una causa de amenazas de muerte provenientes de su entorno, o quizás del propio ex cabo, por una denuncia ante Carabineros del 26 de agosto, introducida luego de recibir tres amenazas telefónicas posteriores a una "funa" o "schratch" al domicilio del ex uniformado, el 18 de agosto.
Después de 5 meses de investigación, la Fiscalía me informó que apenas comprobó que las llamadas provinieron de un teléfono corporativo y de otro público que ya no existe y que Carabineros omitió en su informe al principal sospechoso indicado por mi en la denuncia del 26 de agosto en la Comisaría Los Guindos de Ñuñoa, o sea ocultaron al occiso Bustamante, según el Parte Nº 4257 cuyo comprobante todavía conservo en mi poder.
La abogada de la Fiscalía María Gloria Vásquez acogió mi nuevo reclamo Bustamante, pero antes consultó diligentemente la base de datos del Registro Civil, desde el computador de su propia oficina.
–Hay un Héctor Hernán Bustamante Gómez, pero está muerto, exclamó.
–“No puede ser”, fue mi primera reacción. Recordé que en agosto del año pasado permaneció escondido en su casa mientras afuera se realizaba la funa. Pero como al fin de cuentas la gente se muere, añadí “…a menos que sea un deceso reciente”.
El ex cabo murió en una cama del Hospital Militar de Santiago el martes 18 de diciembre, a las 16:30 horas, o sea, una semana antes de Navidad. “Neumonía basal izquierda y cáncer pulmonar”, fueron las causas del deceso, según el documento del Registro Civil.
La abogada de la Fiscalía dejó constancia de que “lamentablemente los funcionarios de Carabineros no consignaron el nombre” del sospechoso que señalé desde el comienzo y registró “que mientras se toma esta declaración, se le informa a la víctima que la persona que señaló como sospechosa, se encuentra fallecida desde el 18 de diciembre de 2007”. Eso sería todo.
Para información adicional sobre la situación procesal del caso Henrichsen pueden consultarse estas fuentes:
http://www.argenpress.info/notaold.asp?num=037445
http://www.cctt.cl/nuevo/?q=node/280
Vea las históricas imágenes de la muerte de este periodista argentino.
Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

4 Comentarios

Comentarios en Facebook

Imagen de Domingo Cadin

La oposición derechista y

La oposición derechista y ultraderechista estaba en marcha hacia el objetivo central del 11 de septiembre de 1973. Los atentados terrroristas cada tres minutos por parte de Patria y Libertad, Comando Rolando Matus y otros grupúsculos y milicos como Alberto Labbé, Alfredo Canales y Arturo Marshall, quien se refugiaba en Bolivia recibiendo apoyo de la Falange

Socialista Boliviana.

Se acuerdan de Washington Carrasco, de Benjamín Matte, de León Vilarín, de la Radio Sociedad Nacional de Agricultura, y de Roberto Viaux Marambio...y saben quién fue su abogado, nada menos que Pablo Rodríguez, o sea que los sediciosos se juntan y reconocen desde siempre y desde entonces.

Imagen de Domingo Cadin

El intento golpista del

El intento golpista del regimiento Blindados n°2 que llegó hasta La Moneda, disparando a civiles y a todo lo que se pusiera por delante, a diestra y siniestra, cuya sedición fue sofocada por el entonces Comandante en Jefe del Ejército, Carlos Prats González, quien renunciaría después obligado por la derecha golpista.

El teniente-coronel Roberto Souper fue el cabecilla del intento golpista junto a Pablo Rodríguez, Roberto Thieme y otros de Patria y Libertad, los cuales se asilaron en la Embajada de Ecuador luego de fracasar en la intentona contra el gobierno popular de Salvador Allende, que ese día en la tarde-noche fría congregó a varios centenares de sus miltantes y simpatizantes, los que pedían cerrar el Congreso Nacional, el Estado de Sitio, medidas que fueron negadas en el parlamento, ya que toda la oposición derechista estaba ya en marcha hacia el golpismo, junto a la Contraloría General de la República, Poder Judicial, camioneros, colegios profesionales, gremialismo encabezado por Jaime Guzmán Errázuriz, etc.

Estas escenas de la muerte del camarógrafo argentino se ven nitidamente en la Batalla de Chile, de Patricio Guzmán, documental muy importante en tres partes (si no me equivoco) del proceso revolucionario del médico socialista Salvador Allende, de la muy valiosa coalición de partidos y movimientos que conformaban la Unidad Popular.

El golpista del tancazo fue premiado por el tirano e igualmente los demás civiles como el führer engominado Pablo H. Rodríguez.

Imagen de Juan

Los asesinatos provocados

Los asesinatos provocados por los militares golpistas no son condenados por la justicia. En cambio a los comuneros mapuches se les aplica al ley antiterrorista promulgada por la dictadura.

No a la Impunidad! Verdad y Justicia!

Imagen de pepe

Heroes de Chile....mil

Heroes de Chile....mil gracias....

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.