Más de $1.260 millones se han destinado para la recuperación de suelos degradados de la Provincia del Limarí

La escasez hídrica presente en gran parte del país ha generado que un 76% de la superficie nacional se encuentre en estado de desertificación y degradación, una de las regiones más afectadas es Coquimbo que junto a la Metropolitana, Valparaíso y Ohiggins suman un 70%.

Imagen de Ignacio Rivera
1,530 Lecturas
08 de Agosto, 2019 17:08

Escenario que va en aumento y que mantiene bajo amenaza el desarrollo agropecuario, ante pronósticos meteorológicos poco alentadores. Una sumatoria de antecedentes que ha llevado al Ministerio de Agricultura a decretar zona de emergencia agrícola. Medida que complementa la serie de intervenciones y recursos destinados por la cartera este 2019, para enfrentar los diversos embates generados por el cambio climático.

“Los diversos efectos que nacen a partir del cambio climático, tienen inmerso al desarrollo agropecuario en una vulnerabilidad, que provoca que nuestro sector tenga que tomar decisiones de cómo llevar adelante sus unidades productivas. Es bajo este concepto que el apoyo que brindamos como Ministerio a través de nuestros servicios es muy importante. Un claro ejemplo es el Programa Sistema de Incentivos para la Sustentabilidad Agroambiental de los Suelos Agropecuarios (SIRSD-S) que les da las herramientas para implementar medidas que sean sustentables y a la vez sostenibles”, comentó el Seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes.

Es en esta línea que destinar recursos para la conservación y recuperación de suelos es de vital importancia, ya que se traduce en un apoyo para enfrentar con mejores herramientas la escasez hídrica y los efectos que genera sobre la tierra. En lo que va de este 2019, se han invertido más de 1.600 millones de pesos en la región, a través del Instituto de Desarrollo Agropecuario y del Servicio Agrícola y Ganadero, correspondientes al Programa Sistema de Incentivos para la Sustentabilidad Agroambiental de los Suelos Agropecuarios, que se traducen en un total de 488 proyectos que se encuentran ejecutados y en ejecución, 311 del total se encuentran ubicados en la Provincia del Limarí, donde se ha destinado un presupuesto de $1.265 millones.

Guillermo Castro, usuario del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) de Alcones Alto, Ovalle, se refirió a la importancia de este programa para el desarrollo de sus labores, “el punto uno es que cuando llueve el agua se filtra y se mantienen las vertientes y el punto dos es para poder plantar para mi ganado, estas microterrazas que he construido y los cercos vivos, son gracias a este programa de suelos degradados de INDAP”.

Quien también ha contado con este beneficio es María Castillo del sector de Alcones Bajo, quien ha sido beneficiada a través del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), y ha logrado ejecutar 6.600 m2 de microterrazas. “Ya 3 años que llevamos y este año obtuve nuevamente este beneficio, estoy agradecida, muy bueno porque es mucha ayuda para uno, ayuda mucho”.

Los buenos resultados obtenidos en años anteriores y la actual condición de la superficie regional, avalan el desarrollo y la ejecución de este tipo de programas, lo que deriva en que este 2019 el Ministerio de Agricultura, a través del SAG e INDAP, aumentarán los recursos en un 63% y un 29,45% respectivamente, para financiar obras de conservación de suelos, establecimiento de pradera vegetal y labores de emergencia agrícola, entre otras acciones.

En relación con esta inyección de recursos, la máxima autoridad del agro regional señaló que “como Ministerio hemos inyectado una serie de recursos para permitir que el sector agrícola, apícola y ganadero de nuestra región lleve adelante proyectos permanentes para incentivar el desarrollo de temáticas de sustentabilidad ambiental y mitigar el daño generado por la sequía. Hemos tenido la oportunidad de visitar proyectos ejecutados años anteriores y vemos cómo han mejorado la calidad de sus suelos, han vuelto a generar una productividad y han podido continuar adelante con ejercicio de sus labores. Esperamos replicar este trabajo en otros sectores de la región y reforzar los sectores que se encuentran más afectados, como lo es el caso de las provincias del Limarí y Choapa”.

Disponibilidad de recursos

El INDAP mediante el Programa SIRSD-S durante este 2019 tuvo un presupuesto inicial de $567.762.000, el que posteriormente se incrementó y llegó a $667.476.828.

Dicho aumento de recursos se destinó para ampliar la cobertura en Combarbalá, atendiendo a la fuerte necesidad de esta comuna por contar con apoyo enfocado a recuperar suelos agropecuarios degradados y/o mantener los suelos agropecuarios ya recuperados.

Fue así como a nivel regional el INDAP atendió a 282 usuarios, de los cuales 161, corresponden a la Provincia del Limari.

Al respecto, el Director Regional de INDAP, José Sepúlveda, sostuvo que junto con las obras financiadas —entre ellas microterrazas, zanjas de infiltración, canales de desviación, aplicación de compost, uso de arado cincel, control de erosión de cárcavas, entre otras— “también hemos enfocado esfuerzos en capacitar sobre temáticas de obras de conversación de suelo y cosechas de aguas a operadores, equipos de extensión de los programas PRODESAL y PADIS que tenemos en convenio con las 15 municipalidades de la región y nuestros mismos funcionarios, para que posteriormente repliquen estos conocimientos a los usuarios”.

Sepúlveda agregó que “vemos al Programa SIRSD-S como un instrumento permanente y no como una iniciativa aislada, lo que es muy necesario para complementar la acción de INDAP en el desarrollo de capacidades de nuestros usuarios en temáticas de sustentabilidad ambiental”.

En tanto, un total de $1.015 millones asignó el SAG para las tres provincias de la región, para bonificar hasta el 90% de obras destinadas a la conservación de suelos. Esto ha permitido aprobar un total de 206 proyectos, concentrándose el 79% de ellos en el Limarí, abarcando un total regional de 1.230 hectáreas.

Proyectos que fueron canalizados a través de una propuesta elaborada por el SAG, analizada y aprobada por el Comité Técnico Regional, que lidera el Seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes, en el mes de enero de 2019, donde se definieron los criterios técnicos de este concurso, lo que permitió establecer los tipos de obras a ejecutar e incluir proyectos de emergencia agrícola, destinados a mitigar los efectos de la escasez hídrica.

“Ha concluido este año el concurso y corresponde a un total 206 beneficiados lo que se implementará en un total 1.230 hectáreas en la región, para el próximo año también pretendemos seguir con este proyecto, en lo que corresponde a este año tuvimos un total de $1.015 millones para beneficiar a estos productores, esperamos el próximo año que sigan participando y poder seguir contribuyendo a mitigar los efectos de escasez hídrica”, señaló el Director Regional del SAG, Jorge Navarro.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.