Puerto Minero para La Serena: Ordenamiento, Innovación y Atracción de Inversiones

Puerto Minero para La Serena: Ordenamiento, Innovación y Atracción de Inversiones

02 Junio 2020

La Región necesita salir de su crisis y sus representantes deben trabajar y ordenar bien las piezas apostando por proyectos que gatillen una transformación real y desarrollada del territorio y sus habitantes.

Cristobal Vergara C. >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

Impacto género hace unas semanas en el sector turístico regional la ausencia del destino La Serena y la Región de Coquimbo en los planes de reactivación de vuelos post COVID 19 (una vez superada la Pandemia) de las compañías aéreas más grandes de Chile, LATAM y SKY. Este nuevo golpe a la industria turística local causó malestar en sus principales actores que no entendían por qué una vez más se había dejado fuera del mapa a la Región, considerando que posee las atracciones turísticas temáticamente más diversas, llamativas y de alguna forma accesibles de Chile ¿Por qué no nos habrán contemplado las principales líneas aéreas en sus nuevos planes de reactivación de vuelos?

1.- Será que Santiago y alrededores nos ven como competencia y amenaza para sus ingresos por turismo ya que estamos a solo 45 minutos en avión y poseemos atracciones de categoría mundial (playas, islas, flora, fauna, gastronomía, bosques, valles, astronomía, vinos, piscos y pintorescos pueblos e históricas ciudades y monumentos) que destacan sobre la oferta turística capitalina.

2.- Será por un débil apoyo, gestión, promoción, marketing del destino y seguimiento de las estrategias de desarrollo de productos, servicios y destinos turísticos por el sector público/privado y los organismos competentes y responsables del fomento productivo y el turismo (Sernatur).

3.- Pasará nuestra región por un letargo y una difusa visión de futuro que impide generar asertivas y atractivas propuestas de ordenamiento territorial y desarrollo económico, reduciendo la cartera de inversiones, innovación y grandes obras, lo que reduce el interés de empresas y profesionales de fortalecer sus operaciones, innovar, expandirse y ampliar sus mercados en nuestra región.

Es en esta última hipótesis donde quiero profundizar. Para que una región se convierta en un foco de atracciones e inversión y genere intereses de diversos actores y mercados no solo depende de una adecuada gestión y promoción de su oferta territorial y turística (naturaleza, cultura, sofisticación de sus productos, servicios y facilidades), sino también en las mejoras a los accesos que permitan la llegada frecuente y segura de personas. Si no hay accesos, no se debe a la falta de atracciones que en esta región sobran, se debe a la falta de proyectos e intereses por viajar al destino y emprender en nuevos mercados y oportunidades para las marcas y las empresas, lo que genera menos vuelos de líneas aéreas e inversión en una región natural e históricamente rica.

La pandemia ha generado la crisis más grande en la historia de la Industria del Turismo, y la innovación, entendida como la introducción de mejoras y cambios en los procesos y productos, produce inversión y arribo de nuevos capitales y obras que se convierten en la única forma de poder sostener la economía y asegurar la producción y el consumo de productos y servicios. 

Hace unos días, hubo un respaldo unánime de los CORES a la ampliación del puerto de Coquimbo, sin embargo, frente a la crisis económica que atraviesa la Región, hay proyectos que las autoridades debiesen priorizar y trabajar con voluntad y vocación para generar un verdadero desarrollo, dinamismo e inyección económica al territorio más que un puerto que ya existe. La Región debe empujar un puerto minero para La Serena, al norte de Punta Teatinos y al Sur del Arrayan, frente a la mina El Romeral, ya que repercutirá en mayores inversiones, apalancamiento, encadenamiento productivo y una amplia cartera de proyectos tales como el rescate y la recuperación de Guayacan; la reutilización de la línea férrea Serena-Coquimbo que mejoraría la movilidad de la población; un impulso certero al nuevo barrio industrial de La Serena; el túnel Agua Negra que dinamizaría las exportaciones de granos y minerales argentinos por nuestra región y quizás lo más importante, la protección del borde costero de la Higuera de los puertos mineros de Dominga y Cruz Grande, yacimientos que podrían activarse sacando su mineral, por el anhelado puerto serenense. La Región necesita salir de su crisis y sus representantes deben trabajar y ordenar bien las piezas apostando por proyectos que gatillen una transformación real y desarrollada del territorio y sus habitantes, mirando en grande y no a medias.

Cristóbal‌ ‌Vergara‌ ‌C.‌ 
Consultor‌ ‌e‌ ‌Ingeniero‌ ‌en‌ ‌Turismo‌