Recomendaciones para enfrentar el alza de isapres

Sigue estos tips para elegir un buen plan de salud.
Imagen de Multimedios
2,251 Lecturas
10 de Abril, 2018 20:04

Elegir un plan de salud no es una tarea fácil. Los tecnicismos y, en algunas oportunidades, la escasa información sobre la cobertura a la cual se está accediendo, dificultan las posibilidad de entender los beneficios que se pueden obtener y optar al producto que más se ajuste a las necesidades individuales. Para ello, Queplan.cl, plataforma web que permite buscar y comparar planes de forma gratuita, entrega ocho consejos para buscar el mejor plan de salud:

Buscar un plan, no una Isapre: El error más común es creer que la Isapre que le ha servido a algún familiar, la pareja o amigo es la que más nos puede convenir. Cada persona tiene necesidades distintas, por lo que la recomendación no es buscar una isapre en específico, sino fijarse en el plan, que es el que finalmente nos indicará los beneficios que tendrá.

Tener claridad sobre el tipo de plan que más se ajusta a su realidad: Hoy las isapres cuentan con tres tipos de planes: libre elección, preferentes y cerrados.

●     Plan libre elección: En el caso de que una persona no tenga una clínica o centro médico de preferencia, y tampoco la certeza de si podrá atenderse en el mismo lugar la mayoría de las veces, lo recomendable es un plan libre elección, que le entregará mayor flexibilidad y coberturas en cualquier parte. 

●     Plan preferente: Por el contrario, si la persona tiene un prestador habitual, lo recomendable es que elija un plan que tenga como prestador preferente a esa clínica o centro médico. Esto permite tener mejores topes y coberturas con ese prestador, pero serán menores si decide atenderse en otros distintos a los indicados en su plan.

●     Planes cerrados, tal como su nombre lo indica, tienen una red cerrada de prestadores en los cuales la persona debe atenderse. Si se atiende en otros lugares el plan no le cubre nada. Son los más restrictivos, pero a la vez lo más económicos. Aquí prima el bolsillo y se deberá asistir sólo a los prestadores indicados.

Compensar rentas al buscar planes: Hoy existe la posibilidad de que dos personas puedan unir sus rentas en una cotización común para acceder a mejores beneficios. Se puede compensar un plan con cualquier persona, sin importar qué parentesco tengan: puede ser un matrimonio, un padre y su hijo, dos hermanos, dos amigos, etc. De esta forma, una persona con mayor renta podría ayudar a otra con menor renta, o que el plan le cuesta mucho más caro. Es muy habitual para parejas donde uno de ellos genera excedentes, pero decide compensar con su pareja que está pagando más de su 7% legal.

No guiarse por los porcentajes de cobertura: Si bien un plan de salud puede asegurar un 90% o 100% de cobertura, se deben revisar los topes que puede tener, tanto por prestación como anuales. Es importante saber cuánto es lo que va a estar cubierto por el plan y lo que se tendría que pagar en forma adicional. Los topes en general son de difícil acceso ya que gran parte de ellos están expresados en aranceles. Sin embargo, esa información está disponible en la plataforma de Queplan.cl.

Centrarse en las prestaciones más frecuentes: Es difícil fijarse en todo, pero una mirada a la cobertura en consultas médicas, exámenes, día cama y honorarios médicos quirúrgicos (HMQ) arrojará una señal de si el plan es bueno o no. Estadísticamente, éstas son las prestaciones con mayor frecuencia y gasto dentro del total utilizado de los planes.

Mujeres, optar por plan con maternidad reducida: Se recomienda optar por un plan con maternidad reducida si no se tiene planificado tener un hijo en los próximos 12 meses, y cambiarse a un plan con mayor cobertura de parto cuando decida ser madre. Incluso podría cambiarse al momento de quedar embarazada, pero en este caso la cobertura será menor, dependiendo de lo tarde que realice el cambio de plan y la fecha de parto.

Estar pendientes a los cambios en planes asociados a la edad: En el caso de las mujeres y los niños, es importante estar atentos a los posibles cambios en su plan de salud asociados a su edad. Al momento de contratar un plan, la isapre aplica un factor de riesgo al afiliado y a cada una de sus cargas dependiendo de su sexo y edad. Como este factor se mantiene durante todo el tiempo que se tenga contratado el plan, es conveniente evaluar un cambio, por ejemplo, cuando la mujer cumple los 40 años o cuando los niños cumplen los 2 años, ya que al cumplir esas edades los factores de riesgo disminuyen considerablemente y por ende el precio del nuevo plan a contratar.

Evaluar si su preexistencia es impedimento para cambiarse de isapre: En algunas oportunidades, las preexistencias menores podrían no ser un impedimento para ingresar a una isapre, ya que cada una de ellas tiene su propia contraloría médica la que evalúa quién entra y quién no. No deje de averiguar si una les dice que no puede cambiarse, ya que hay algunas que son conocidamente más estrictas y otras más flexibles.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.