Un febrero desafiante: Necesitamos turismo y el turismo nos necesita… seamos buenos anfitriones

Nadie sabe lo que va a pasar en marzo, por lo cual febrero es un mes clave para el sector turístico en la Región de Coquimbo.

Imagen de Frano Petit
1,937 Lecturas
04 de Febrero, 2020 20:02

Llegó el segundo mes del verano, claramente hablando de sol, playa y turistas. Un mes que toma mucha relevancia en lo que respecta a este año para todos, en especial para la Región de Coquimbo.

Somos una zona que durante diciembre a febrero se transforma en un polo turístico a nivel país. Tampoco nos engañemos, porque aún falta mucho para llamarnos ciudad turística todo el año, a pesar de los esfuerzos que se han hecho. 

Es más, esos esfuerzos han sido pocos. Y este llamado de atención es para todas las partes involucradas, Municipalidad, empresarios y ciudadanos. Eso da para un par de tomos que en algún momento expondremos. Porque para que la Región de Coquimbo sea catalogada como destino turístico, nos falta un montón.

Pero hoy les quiero hacer una invitación a que este febrero ¡seamos los mejores!, porque la región nos necesita. Y específicamente los micro y pequeños empresarios de esta.

Las ventas no han sido buenas en los últimos meses. Los centros de la conurbación aún siguen cerrando temprano, la vida nocturna se ha coartado un poco. 

Existe una incertidumbre enorme. Y esa pregunta que todos hemos escuchado más de una vez en el verano. ¿Y en marzo irá a quedar la embarrada? (puede cambiar la palabra si gusta, me censurarían claramente si escribiera con el epíteto que corresponde).

Se supone que, por parte de los actores involucrados, está todo apostado a que este febrero sea muy bueno, que se llene de turistas nacionales, que la gente vuelva a salir, que el 14 todos salgan celebrar el amor, que la región genere ingresos en sus diversas localidades y se logre recuperar en algo lo de enero eterno y gris.

Recuerde que se nos viene marzo (inevitable no acordarse de Fernando Larraín), siempre será ese mes que todos odiamos, donde se sale poco porque hay un montón de cosas que pagar, volvemos a la rutina, se empieza poner todo más gris, empezamos a añorar el verano que se nos fue y contamos los días para el 18, torturándonos un poco.

Por que si usted no trabaja en turismo, no es cercano al rubro y cree que no le afecta, le comento que está algo equivocado. Al fin y al cabo, este es un círculo en el que todos participamos directa o indirectamente. Por ejemplo, si a usted no le afectó que el turista argentino no viniera por estas tierras, probablemente a esa persona que le afectó ya no le podrá comprar a usted, porque sus ingresos disminuyeron. Es decir, le afecta igual; imagine un dominó cayendo.

En la playa seguimos viendo mucha gente, pero el gasto ha sido poco o así se estima al menos en la calle. Claramente se entiende por la incertidumbre actual, los niveles de cesantía, etc.

Este año según estimaciones, tendremos los 3 primeros meses del año durísimos, bailando con la recesión. Y necesitamos que las pymes estén firmes y de pie, mal que mal dan el 70% de los empleos, y cuando digo pymes, usted comprándoles no está aportando a que ese gerente se compre su segunda vivienda de descanso, ni ese BMV del año o ese viaje a Europa, sino que ayuda a que no se pierdan más puestos de trabajo, a pagar colegiaturas, patentes, etc. Pagos que hacemos todos, los pymes somos clase media, gente de esfuerzo, que le cuesta a usted como a mí. A unos más que otros, pero no son grandes corporaciones ni conglomerados. Prefiéralas, siempre. Mi viejo siempre dice… “es preferible que la plata se quede en la región”.

¿Se acuerda que le hice una invitación a ser mejores? Es que como esperamos que febrero la región se desborde de turistas. Sea usted, el ciudadano que anda a pie, el MEJOR guía turístico, entregue indicaciones con amabilidad, sugiera recomendaciones (ojalá pymes), sonría, no la pase mal con los tacos, como alguien dice por allí: “vives en una ciudad turística, ¡báncatelo!”, eso sí de diciembre a febrero.

Sea un buen anfitrión con los amigos que vienen a la casa. ¿Y sabe que más?, salga a su bar favorito con los amigos, atrévase e invítela o invítelo a ese restaurante que tanto le gusta no sólo el 14, coma hasta reventar con la familia o con su +1 en esa picada oculta que ud conoce. Repita ese cafecito más seguido este mes, porque el verano en nuestra zona termina el 20 de febrero, luego aparece Viña y se lleva todos los flashes. Y, seamos realistas, ¡en marzo no sabemos que va a pasar!

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.