Presentan querella por robo de conductores eléctricos en La Serena, Andacollo, Combarbalá y Ovalle

Presentan querella por robo de conductores eléctricos en La Serena, Andacollo, Combarbalá y Ovalle

18 Enero 2019

Eventos han afectado la continuidad de suministro en las comunas de Andacollo, La Serena, Ovalle y Combarbalá

Equipo El Obser... >
authenticated user Editor

Ante el aumento en los episodios de robo de conductores eléctricos registrado en los últimos meses en la Región de Coquimbo, CGE presentó en los Juzgados de Letras y Garantía de Andacollo, La Serena, Ovalle y Combarbalá, cuatro querellas contra quienes resulten responsables por este ilícito.

Estas acciones legales buscan determinar a los responsable del robo de conductor eléctrico, que aparte de ser un delito, afecta la continuidad y calidad de servicio de toda la comunidad.

Desde mediados de 2018 se han generado cuatro eventos en la Región de Coquimbo. Las comunas que han sido afectadas son Andacollo, La Serena, Ovalle y Combarbalá, considerando hurto de 8.525 metros de red y 8.941 familias sin energía. El caso más preocupante se generó el 18 de diciembre, en el sector de las Compañías, donde personas ajenas a la compañía accedieron a una cámara subterránea de media tensión, interviniendo las instalaciones sin autorización, lo que provocó que más de 8.000 familias fueran afectadas por un corte de suministro.

El robo de cables o conductores eléctricos es un delito, y como tal puede ser perseguido penalmente ante la justicia y es lo que se presente dar curso a través de estas presentaciones y con el apoyo de la Mesa Regional de Robo de Conductores, entre los cuales participa: Seremi de Energía, Superintendencia de Electricidad y Combustibles, PDI, Fiscalía, Carabineros, SII, Empresas Eléctricas, entre otros.

El Gerente Zonal de CGE Coquimbo, Pablo Salinas, afirmó que “dado que el robo de conductores afecta a toda la comunidad, nos hemos comprometido a generar todas las acciones que estén a nuestro alcance para terminar con este tipo de situaciones. Insistimos en el llamado a la comunidad a denunciar cualquier intervención no autorizada en las instalaciones, con el fin de minimizar el riesgo a las personas”.