Aduana sanitaria de Pichidangui reanudará su funcionamiento

09 Diciembre 2020

Este jueves 10 de diciembre comenzará el control sanitario en el ingreso sur a la Región de Coquimbo.

El Observatodo >
authenticated user Editor

Hasta Ovalle se trasladó el último Comité de Crisis de la Región de Coquimbo, en la que se analizó en detalle el panorama regional y provincial, además de la versión del Plan Ovalle 2.0, que comenzará a operar desde el viernes 11 de diciembre.

VEA AQUÍ: Más de 300 personas han sido infraccionadas en Ovalle por no usar mascarillas

El Gobernador de Limarí, Iván Espinoza, dijo que “así como tomamos las provisiones con el plan Ovalle n°1, cuando teníamos más de 300 casos activos, hoy estamos aumentando estos cuidados, iniciando este plan Ovalle 2 solo con 92 casos activos, lo que implica que estamos usando la experiencia. Ya tenemos una base importante de las estrategias que debemos implementar para controlar el coronavirus y el foco del trabajo aquí será el reforzamiento de las fiscalizaciones”.

Una instancia que busca disminuir en corto plazo el número de contagios en la capital de Limarí y que se sumará a la reinstalación de la aduana sanitaria de Pichidangui, que parte este jueves 10 de diciembre a las 12:00, contando con 20 funcionarios distribuidos en turnos de 10 personas diarias.

“La región está tomando las medidas que corresponde, como la habilitación de la aduana sanitaria, lo que nos facilita la acción preventiva en la ciudad de Ovalle”, agregó el Gobernador.

Este plan Ovalle 2.0 consta de cuatro pilares fundamentales, como son la educación, fiscalización, trabajo de residencias sanitarias y pesquisa activa de casos positivos asintomáticos. 

Respecto de las fiscalizaciones, el Seremi de Salud, Alejandro García, dijo que “estamos potenciando las fiscalizaciones, con 18 fiscalizadores más en las calles, porque queremos trabajar de lunes a domingo y también hemos ampliado el horario de trabajo, que partirá a las 8 de la mañana y hasta las 11 de la noche. Esta va a ser una fiscalización más dura, ya no va a ser un acompañamiento en que digamos a la comunidad lo que deben hacer o no, sino que frente a un incumplimiento directamente se iniciará el sumario sanitario”.

Como referencia, las multas por no uso o mal uso de la mascarilla son de $250.000, mientras que por no respetar el toque de queda, la multa asciende a $350.000. 

Sobre el despliegue de las fuerzas de orden y seguridad, el Jefe de la Fuerza Regional, General Patrice Van de Maele, enfatizó en que “queremos dar una señal de preocupación y de alerta de que si seguimos con este ritmo y en esta tendencia, probablemente tendremos que bajar a una fase inferior e implementar medidas mucho más restrictivas, que es lo que no queremos y por eso hoy estamos acá en Ovalle. Desde el viernes vamos a desplegar el doble de los efectivos que tenemos desplegados hoy pasando de 24 a más de 50 hombres en los distintos controles”.

Al respecto el alcalde de Ovalle, Claudio Rentería, dijo “hay que recalcar el autocuidado que deben tener los ciudadanos, algo fundamental que hoy no tenemos, como es el uso de la mascarilla y el distanciamiento social. Hoy llamamos a la comunidad a ser responsables, tenemos a nuestros militares, Carabineros, PDI  y seremi de salud haciendo grandes esfuerzos para no cambiar de fase ni afectar al empleo ni tener problemas en el comercio o el turismo, y para eso, pedimos a los actores sociales, empresarios y a cada persona que cumplan con la normativa vigente”.

En noviembre pasado se totalizaron 5.310 fiscalizaciones en Ovalle, mientras que con la implementación de este Plan Ovalle 2.0 se busca llegar a las 8.000 fiscalizaciones en diciembre, poniendo el foco en centros comerciales, calles principales y ferias libres. Además, para reforzar la búsqueda activa de casos positivos asintomáticos se realizarán 150 muestras diarias abiertas a la comunidad, a través de una planificación semanal.