Segundo retiro de 10%: Asesores Previsionales se oponen

Segundo retiro de 10%: Asesores Previsionales se oponen

11 Noviembre 2020

"Cada vez que se proponen este tipo de soluciones estamos resolviendo un problema actual, pero hipotecando el futuro. Nos preocupa como asociación la precarización de la vejez de los chilenos", dicen.

El Observatodo >
authenticated user Editor

Con 130 votos a favor, se ha aprobado en la Cámara de Diputados el segundo retiro del 10%. Asimismo, por unanimidad se aprobó la reforma constitucional que establece la posibilidad que enfermos que tengan diagnosticado una enfermedad terminal, también pueden hacer un retiro de fondos. 

Ahora el proyecto pasa al Senado. Desde la Asociación Gremial de Asesores Previsionales (AGAP) se muestran en contra a la concreción, manifestando preocupación: 

"Cada vez que se proponen este tipo de soluciones estamos resolviendo un problema actual, pero hipotecando el futuro. Nos preocupa como asociación la precarización de la vejez de los chilenos", señalan. 

Incluso van más allá, indicando que “creemos que se está normalizando afrontar la pandemia y la falta de liquidez con los ahorros personales de los afiliados y creemos que es un deber del Estado hacerlo. Es el Estado el que debe solucionar este tema y no seguir mermando los ahorros previsionales”. 

Eso sí, señalan que el primer retiro del 10% “era necesario, en especial, por la falta de ingresos, el alto nivel de desempleo y endeudamiento que la sociedad chilena ha debido afrontar en los últimos 8 meses”. 

¿CUÁLES SON SUS FUNDAMENTOS?

Dicen que “el primer retiro fue la fórmula más universal para que cada persona recibiera dineros frescos, el problema es que ahora 1.800.000 chilenos no podrán acceder a este “beneficio”, ya que no tienen fondos en sus AFP’s, hablamos justamente de quienes más lo necesitan”. 

AGAP ve como necesidad aumentar el ahorro de las personas para su vejez, siendo “esta la principal vía para mejorar las pensiones, también es necesario aumentar los aportes del Estado para garantizar una jubilación digna a quienes tienen bajos ahorros previsionales”.

Por lo mismo, plantean 4 medidas que irían en beneficio de los afiliados: 

 1. Reemplazar las tablas de mortalidad vigentes para el cálculo de las pensiones, por las expectativas de vida reales de la población. Actualmente, para estimar cuánto vivirá una persona después de jubilarse se utiliza una tabla que va desde los 60 años en el caso de las mujeres y 65 para los hombres, hasta los 110 años. Proponemos reemplazar este cálculo por otro que considere expectativas de vida razonables, incorporando un seguro de sobrevida financiado por el cotizante.

2. Establecer la asesoría previsional como un derecho de todos los afiliados al sistema de pensiones. Para ello, el costo de la intermediación no debe recaer en las personas que inician su trámite de jubilación, sino que debe traspasarse a las AFP y a las Compañías de Seguros.

3. Ley corta para flexibilizar requisitos para acceder a la jubilación anticipada. Específicamente, reducir el umbral de ahorros previsionales exigidos actualmente, estableciendo que podrán pensionarse anticipadamente quienes puedan, con sus fondos, financiar una pensión equivalente al 70% del sueldo mínimo y que estén a 10 años o menos de cumplir la edad de jubilación. Esto permitiría a quienes están próximos al retiro contar con un ingreso permanente ante la posibilidad cierta de que no vuelvan a encontrar trabajo.

4. El Estado debe restituir, progresivamente, los montos retirados por los cotizantes desde sus ahorros previsionales. Para que las futuras pensiones no se vean afectadas y el gasto fiscal incurrido sea correctamente focalizado, se deben buscar alternativas para que esta devolución beneficie a quienes efectivamente hayan sufrido una merma significativa en sus ingresos.

 

¿Qué opinas al respecto?