Humedal de la Región de Coquimbo es ingresado a la Convención Ramsar y es declarado de “importancia internacional”

Humedal de la Región de Coquimbo es ingresado a la Convención Ramsar y es declarado de “importancia internacional”

08 Agosto 2020

El humedal sustenta a más de 130 especies de animales y plantas, y provee hábitat para especies endémicas.

Equipo >
authenticated user Editor

El Humedal del río Limarí, de la Región de Coquimbo y el Humedal de Monkul de la Araucanía, fueron ingresados a la Convención Ramsar, la mayor red mundial de áreas protegidas y principal autoridad intergubernamental sobre los humedales.

Ambos ecosistemas destacan por contar con una gran biodiversidad y por los relevantes servicios ecosistémicos que otorgan a la sociedad, como reguladores del ciclo hídrico, mitigadores del cambio climático y desastres naturales, y refugio para miles de especies, entre ellas, avifauna nacional y migratoria.

El Humedal del río Limarí, forma parte de una red de humedales costeros del norte de Chile que incluye estuarios y aguas marinas poco profundas, y sustenta la preservación de especies del Parque Nacional Bosque Fray Jorge, dada su ubicación. El sitio Ramsar corresponde al curso inferior del río Limarí, que empieza en el poblado de Salala, hasta su desembocadura en el Océano Pacífico. Está en medio de una zona reconocida como hotspot o punto caliente de biodiversidad y endemismo, amenazado por el cambio climático y la desertificación. Otorga diversos servicios ecosistémicos como el mantenimiento del microclima local, infiltración a acuíferos, protección de la línea de costa, y retención y remoción de sedimentos.

“Esta denominación fue el resultado de un arduo trabajo colaborativo entre la sociedad civil y el Estado de Chile, donde agradecemos especialmente la participación de los vecinos de la caleta El Toro. Es uno de los humedales más grandes de la Región de Coquimbo y que forma parte de una cadena de humedales costeros del pacífico sudamericano”, afirmó la Seremi de la Región de Coquimbo, Claudia Rivera.

El humedal sustenta a más de 130 especies de animales y plantas, y provee hábitat para especies endémicas incluyendo 32 especies de plantas como el copao (Eulychnia acida) y 16 especies de animales. Destaca como zona de reproducción, refugio y alimentación de avifauna nativa y migratoria, y como fuente de alimento y agua para las comunidades aledañas. Se ha visto amenazado por presiones de la deforestación, erosión y las descargas de basura y sustancias químicas.

Actualmente, nuestro país ha ingresado, de norte a sur, 16 humedales a la convención relativa a los humedales de importancia internacional (Convención Ramsar), siendo el Humedal de Monkul el Sitio número 2.423 a nivel mundial, y el Humedal del río Limarí el 2.424. Esto incluye una superficie total de 363,927 hectáreas.