Nueva varazón de machas y almejas en playa de La Serena

Nueva varazón de machas y almejas en playa de La Serena

18 Diciembre 2020

A partir de aquello, el Primer Tribunal Ambiental dictó nueva medida cautelar en contra de la empresa GTD Teleductos por la instalación de un cable de fibra óptica submarina 5G.

El Observatodo >
authenticated user Editor

Debido a una nueva varazón de machas y almejas en playa El Lápiz de La Serena, el Primer Tribunal Ambiental dictó, hoy, una nueva medida cautelar de carácter innovativa que contempla diversas acciones y diligencias en el marco de la demanda de daño ambiental por la instalación del cable de fibra óptica 5G de la empresa GTD Teleductos.

NOTA RELACIONADA: Alcalde Pereira y mariscadores realizan gestiones ante Subtel por varazones de machas

Entre las acciones emitidas por el tribunal está el oficio a la Brigada de Delitos contra el Medioambiente y Patrimonio Cultural (BIDEMA) para que con el apoyo de la Unidad Subacuática de la PDI realice una inspección submarina para identificar la presencia del cable FOS de la empresa GTD Teleductos, la toma de muestras del recurso macha u otros recursos marinos y el posterior análisis que permitan identificar la presencia de carga parasitaria y la identificación o constatación de perturbaciones provocadas por interacciones biológicas en el área de interacción con el cable FOS.

También, el tribunal ofició a la Subsecretaría de Marina para que informe si la empresa cuenta con concesión marítima de fondo de mar en la playa El Lápiz; y se solicitó a la Directemar que detalle las medidas que se han adoptado para supervisar el efectivo cumplimiento del Permiso de Ocupación Anticipada que se otorgó a la empresa.

Por último, el tribunal ordenó a la parte demandante acompañar dentro del plazo de 5 días el estudio con los antecedentes técnicos enunciados en su demanda consistente en el informe denominado “Análisis de las varazones de machas en el AMERB Peñuelas A, Bahía de Coquimbo”, realizado por el doctor en Biología y Ecología Aplicada de la Universidad Católica del Norte, Jaime Aburto Farías.

Anteriormente, el pasado 10 de octubre, el tribunal ya había dictado una medida cautelar conservativa a través de la cual suspendió las obras de instalación del cable y solicitó diversos documentos a los organismos con competencia ambiental.

DEMANDA 

La demanda fue presentada por la Asociación Gremial de Pescadores Artesanales y Buzos Mariscadores de Peñuelas; la Asociación Gremial de Pescadores Artesanales y Buzos Mariscadores de Caleta San Pedro y el Sindicato de Trabajadores Independientes Macheros y Otros de Coquimbo en contra de la empresa GTD Teleductos S.A. por el daño que habría producido la instalación de un cable de fibra óptica submarina 5G.

Los demandantes aseguran que el proyecto se encuentra ubicado en la playa El Lápiz en el sector norte de la desembocadura del Río Elqui, La Serena, en un Área de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos (AMERB) y que luego de la instalación del cable se han producido 3 varazones de machas en el lugar.

DECLARACIÓN DE PRENSA GTD 

En declaración de prensa, GTD señala que “en relación a la decisión del Primer Tribunal Ambiental de aplicar una nueva medida cautelar de carácter innovativa como parte de la demanda ambiental por la instalación del cable de fibra óptica impulsada por organizaciones de la Región de Coquimbo, Gtd reitera que siempre ha tenido especial atención tanto con la preservación de los recursos naturales como con las comunidades con las cuales interactúa. Asimismo, contamos con todos los permisos otorgados por las autoridades competentes para el despliegue del Cable Prat”. 

Agregan que “hacemos presente que no existe evidencia científica que indique que cables de fibra óptica submarina de las características del Cable Prat, tengan relación alguna con varazones de machas. Se trata de  un cable pasivo, que no transporta corriente eléctrica ni genera ningún tipo de radiación”.

Foto: Cooperativa