Ostiones de Tongoy logran certificación orgánica y de sustentabilidad ambiental

Ostiones de Tongoy logran certificación orgánica y de sustentabilidad ambiental

20 Mayo 2021
El proyecto, que abarca Tongoy y Guanaqueros, se extendió por más de 2 años.
El Observatodo >
authenticated user Editor
Los ostiones de Tongoy, en Coquimbo, son deliciosos.

Uno de los objetivos del programa Transforma MÁSMAR es la generación de certificaciones de productos pesqueros de distinta índole para mejorar la competitividad del sector. Así, el proyecto denominado «Acuicultura sustentable: industria ostionera regional» iniciativa presentada y ejecutada por la Universidad Santo Tomás (UST), estuvo enmarcada dentro de los proyectos del Fondo de Innovación para la Competitividad Regional (FIC-R). 

La investigación tuvo por objetivo levantar información sobre las ventajas competitivas del ostión de cultivo, proveniente de las bahías de Guanaqueros y Tongoy (Coquimbo), lo cual culminó con 2 importantes certificaciones otorgadas por organismos internacionales.

Por una parte, el equipo logró la certificación de la Aquaculture Stewardship Council (ASC), la cual corresponde a una de las más exigentes certificaciones de sustentabilidad acuícola dentro de la industria a nivel mundial, cuyo proceso de certificación fue auditado por la empresa británica Lloyd’s Register. 

Esta certificación establece las bases para la acuicultura sustentable, cuyo estándar contempla alrededor de 120 criterios para acreditar la sustentabilidad productiva y ambiental de las empresas. El proyecto logró certificar a las empresas Ostimar (Tongoy) y Aguamarina (Tongoy).

El Director del proyecto, Antonio Vélez Medel, expresó que “esto nos llena de orgullo, ya que trabajamos por muchos meses con estos productores para cumplir con los 122 Criterios que tiene la certificación ASC, trabajando, capacitándolos y asesorándolos. Estamos muy contentos, tanto por los grandes productores como por los artesanales, que incluso son los primeros en Chile en lograr esta acreditación, produciendo a pequeña escala”. 

SEGUNDA CERTIFICACIÓN 

Por otra parte, un segundo proceso estuvo relacionado con la Certificación Orgánica de los productos, que se enfocó en el análisis de distintas variables. 

En un primer lugar, se encargó de certificar la calidad del producto en sí, mediante estudios bacteriológicos, de metales pesados, entre otros. Una segunda línea de análisis estuvo relacionada con la calidad de las aguas, que, en el caso de Tongoy y Guanaqueros, poseen una calidad privilegiada en comparación a otras zonas productivas.

Finalmente, una tercera línea de estudios se centró en las propiedades nutricionales del ostión del norte, la cual cualificó su calidad funcional, evidenciándolo como un alimento saludable, con bajo nivel de colesterol, un alto aporte de vitamina B12, entre otros atributos. 

En cuanto a esta certificación, cuyo proceso fue auditado por la Organización Internacional Agropecuaria (OIA), de Argentina, se logró certificar a Ostimar, Aguamarina y la Cooperativa Acuícola M-31, todos productores de la Bahía de Tongoy.

Este proyecto se desarrolló en el marco del Centro de Investigación y Modelación en Negocios (CIMON) de la UST, dirigido por Marcelo Chacana, y que tiene un foco principal en la innovación y el escalamiento comercial. 

Para quien quiera más información sobre sus avances, puede visitar el sitio web del CIMON (www.cimon.cl) o directamente con el director del proyecto, Antonio Vélez Medel, a través de su correo electrónico: [email protected].