Municipio de Coquimbo responde tras informe final de contraloría: "Hay un error administrativo"

Municipio de Coquimbo responde tras informe final de contraloría: "Hay un error administrativo"

24 Marzo 2021
Contraloría devela que existe una deuda de 24 mil 255 millones de pesos y que un 33% de los funcionarios del municipio en calidad de planta y contrata tiene doble sueldo.
El Observatodo >
authenticated user Editor

Durante el lunes pasado, la Contraloría General de La República publicó el Informe Final N°9 /2021 sobre la municipalidad de Coquimbo, durante el periodo comprendido entre el 1 de enero del 2017 hasta el 31 de diciembre del 2019, que acreditó un déficit de cada o deuda de 24 mil 255 millones de pesos y que durante el transcurso del segundo semestre se realizará una fiscalización especial para revisar los contratos honorarios de los funcionarios. Además, se comprobó que el 33% de los funcionarios del municipio en calidad de planta y contrata tiene doble sueldo.

Principales Resultados

En gastos de personal indicó que el presupuesto aprobado durante el año 2019 fue de $1.600 millones y concluyó con un presupuesto ascendente el mismo año de $15.893 millones. Sobre el pago de horas extraordinarias señaló que, de los 705 registros tomados, estos fueron editados en marcación de ingreso y salida.

La entidad fiscalizadora comprobó que el 66,29% de los registros asociados a los pagos de trabajos extraordinarios en jornada diurna y nocturna estaban alterados al 2019. Sobre el Jefe de Gabinete del municipio, Juan Carlos Rojas, tendrá que retornar en un plazo de 30 días, $6.743.332 de pesos, tras comprobarse pagos improcedentes relativos a labores no ejecutadas.

Respuesta del Municipio

Para saber que responden desde la municipalidad de Coquimbo, ante este informe, el administrador municipal, Patricio Reyes conversó con Radio Guayacán sobre este tema.

1. Hay una deuda acreditada, un déficit de caja de 24 mil 255 millones de pesos al 31 de diciembre del año 2019, ¿La municipalidad se hace cargo de esta deuda?

«Primero que todo, hay que señalar que este informe es menos grave de lo que fue el preinforme, el que fue difundido por las redes sociales. En cuanto al déficit de caja, tiene muchas explicaciones, una de las más simple, es que hay algunos ingresos que debieron llegar al municipio, pero no llegaron, tales como el del Leaseback con la empresa Enjoy, un anticipo y también el nuevo contrato con esta empresa de casino, que debió entrar el 2019, pero hasta la fecha todavía no ingresa, que son cerca de 15 mil millones de pesos, los que estaban contemplados en el presupuesto. De hecho, la planta municipal se presentó el 2018 y que fue autorizado por la Contraloría, lo que son más de 15 mil millones de pesos anuales, con el antecedente que eran los ingresos que íbamos a recibir por el nuevo contrato de casinos, el que, hasta la fecha, debido a las prórrogas que ha entregado la Superintendencia de Casinos, aun no ingresan a nuestras arcas municipales. Tampoco es un desconocimiento que, en el último tramo del 2019, tuvimos menos ingresos por el estallido social y el cierre del casino».

2. El periodo que revisó la Contraloría es desde el 2017 hasta el 2019, entonces señala que varias veces se sumó en el presupuesto municipal situaciones que no se dieron y no se ajustó al presupuesto de la municipalidad. Durante el año 2017 hubo un déficit de 6 mil millones, luego 10 mil millones y después 10 millones, no es una situación de un año en particular, sino a lo largo de todo el periodo. Según la Contraloría, las criticas van que no hubo ajustes presupuestarios, no hubo información adecuada para el concejo comunal y tampoco se tomaron las medidas internas en la municipalidad.

«Efectivamente hay un error administrativo de parte nuestra y agradecemos que la Contraloría nos fiscalice para mejorar los procesos, pero en ningún aspecto este informe final establece que haya responsabilidades penales de ningún tipo. Tampoco hay una falta a la probidad o corrupción, son auditorías a procesos y gestión administrativa que hace a cualquier municipio de Chile, claramente aparecen situaciones que son anómalas, ni tampoco alcanza a calificar como un hecho corrupto ni desviación de recursos para otras cosas o derechamente robo».

3. Llama la atención que en el mismo informe se haya indicado que el 33% de los funcionarios de la municipalidad de Coquimbo en calidad de planta y contrata, tienen además un doble contrato por el cual reciben remuneraciones.

«En este momento no hay ninguna persona que sea planta y tenga un contrato honorario adicional, eran 29 personas que estaban en esa situación y ya no es así. Si es contratación de planta eran 29 en el año 2019 y a fines del 2020 son 0, pero 29 personas no son el 33% de la planta municipal. La Contraloría está mezclando peras con manzanas, porque tenemos funcionarios que están con media jornada a contrata y media jornada con prestación de servicios, que se utiliza mucho en los municipios, porque la dotación de contrata no alcanza cubrir a muchos funcionarios que tienen responsabilidades y para que tengan responsabilidades administrativas se le agrega una media jornada a contrata y una media jornada a honorarios, no son personas que tengan dobles sueltos, son personas que tiene dos modalidades de contratación, que en su conjunto hacen una jornada completa, por eso hago la aclaración y sumando la doble contratación en ese contexto, puede sumar un tercio, pero hay que distinguir los que tenían doble contratación, propiamente tal, que eran las plantas, estos 29, que no son ninguno».

4. ¿Por qué se le pagaba doble sueldo a estos 29 funcionarios de planta y contrata?

«Porque había funcionarios de múltiples labores, además tenían responsabilidades adicionales de la función por la cual tenían una planta. Es una práctica que debe tener unas dos décadas en el municipio, porque no es un invento de ahora, pero hay personas que tienen 40 años de funcionario, que llevan muchos años, no sé si es una práctica buena o mala, pero hoy día no se está realizando en virtud de una observación que hizo la Contraloría, pero efectivamente había personas que cumplía más de una función y se le pagaba adicional, pero no eran más que 29, en el pasado en otras gestiones fueron 75 y hoy son cero».

5. ¿Cómo se justifica que dada la situación compleja que vivía el municipio, se haya aumentado en un 53% el gasto de honorarios del municipio, pasando de 10 mil millones en el año 2017 a 15 mil millones en año 2019?

«Ha habido un aumento en la contratación de prestadores, pero hay que aclarar que han sido nuevos servicios que la comunidad ha demandado al municipio, como la residencia Oscar Pereira, donde muchos trabajadores que son prestadores de servicios a honorarios, que están trabajando en esa residencia, la que fue pedida por la comunidad y cuando la fundación estaba a cargo entregó este hogar, hace cuatro años y lo asumimos. Somos el único municipio de Chile que tiene una residencia de niños vulnerados y con severa discapacidad mental. Además, hay ingresos que debieron llegar y no llegaron. Esto ocurre en muchos municipios, hoy día tenemos al alcalde de Ovalle, Claudio Rentería, que va a su segunda reelección y tiene un requerimiento ante el tribunal electoral por abandono de deberes en una situación similar, por sobreestimación de ingresos y una subvaloración de gasto, que lleva bastante tiempo».

6. Sobre el aumento considerable de los horarios, el informe dice que en muchos casos asociados a estas situaciones, pero la Contraloría advierte que no contaron con información fundada respecto a la fuente de financiamiento, tampoco hay identificación de los programas que se han ejecutado a objeto de verificar a que corresponde lo que están haciendo.

«Hay una serie de procedimientos que son cuestionamientos a prácticas que se hacen en el municipio y en otras más de Chile, que debemos ir mejorándolas, pero este estándar que coloca la Contraloría no existía hace 10 años atrás».

7. Sí, pero estamos hablando del año 2019 y de la gestión del alcalde Marcelo Pereira, donde usted es el administrado municipal.

«Lo que quiero decir que acá no hay dolo, ni siquiera culpa de materia penal, no hay actos de corrupción ni falta a la probidad, aquí hay problemas de gestión y de procedimientos, hay una auditoría de procedimientos, ya sea por contables, de contratación, de la manera en que se contabilizan las horas extraordinarias y de sobreestimación de ingresos versus subvaloración de gastos. No sé si se puede señalar un nivel de desorden, Coquimbo es una comuna muy compleja, que está acostumbrada a ser muy demandante del municipio, a diferencia de la comuna de La Serena. Nosotros nos hacemos cargo de nuestros errores y temas que son de arrastre, como las deudas del edificio consistorial, que son 5 mil millones de pesos y la deuda de la basura, que son de arrastre».

8. No hablemos de desorden, pero sí de situaciones que llaman la atención, de la muestra tomada se registraron 705 registros que fueron editados en la marcación de ingreso y salida en el pago de horas extraordinarias. Además, que el 66,29% de los registros asociados a los pagos de trabajos extraordinarios en jornada diurna y nocturna estaban alterados al 2019. No habiendo medio de verificación alguno, por lo que la Contraloría realizará una fiscalización especial durante el segundo semestre. ¿Cómo se explica esto?

«Si va a las conclusiones del documento, establece cuales son los reparos específicos que debe resolver la municipalidad, donde dice que ha habido un tema de procedimiento y de inadecuación de la manera en cómo se controla, pero también el mismo municipio ha respondido que ha subsanado muchos errores y ha establecido manuales de procedimiento y se comprometió a resolver muchos de estos planteamientos y subsanarlos mediante manuales de procedimientos y mecanismos que establezcan como se tiene que contabilizar el tema de la demarcación de obras y otros temas más. Es un tema procedimental, es una auditoría de proceso y mejoraremos todo lo que tengamos que mejorar, si hay errores, bueno habrá que asumir responsabilidades en la área que corresponda, este es un municipio complejo, grande, que tiene muchos funcionarios y aquí no hay un descontrol sino cosas por mejorar, por lo que queremos seguir aclarando. En aquellas cuentas que estuvieron observadas en cuanto a gasto, se redujo sietes veces el monto original que se estaba observando, por lo que debemos dar cuenta de algunas situaciones bien puntuales, que son bastante menores. Sea cual sea el alcalde, nosotros nos hacemos cargo, hay prácticas que son heredadas, hay deudas de arrastre, pero nos hacemos cargo y vamos a trabajar por superarlo».

9. Sobre las horas extras, que está en las conclusiones, sobre esta alteración de los horarios, sin que se advierta quién hizo esta edición, donde algunos estaban en blancos y aun así se pagó, lo que llama la atención, porque puede haber un error administrativo, dando origen a pago de 113 millones de pesos que Contraloría le está pidiendo ahora a la municipalidad, para acreditar el buen pago de estas horas extras o sino la devolución de los recursos.

«La Contraloría recomienda mejorar los sistemas de control, conectar los sistemas informáticos, aclarar quienes son los funcionarios que tienen acceso a modificar el sistema de marcaje y establezca un procedimiento para regularizar las horas extraordinarias y también para el adecuado pago, no hay solo tema de marcaje, sino que se pagaron horas extraordinarias, que no estaban autorizadas y eso hay que mejorarlo, pero no hay ninguna falta a la probidad, sino problemas de control, que debemos mejorar».

10. Sobre el tema de la probidad, ¿Cómo lo llamaría usted si se comprobó que se procedieron pagos improcedentes relativos a labores no ejecutadas al funcionario Juan Carlos Rojas (Jefe de Gabinete del municipio)?

«No sé si es falta de probidad o falta de acreditación por parte del trabajo. Estoy seguro que Juan Carlos Rojas no ha faltado a la probidad, quizás no se acreditó de la forma más adecuada posible ante la Contraloría los trabajos que él realizó fuera de su jornada como planta. Si finalmente, habrá que restituir, eso se hará».

Puedes ver la entrevista desde el minuto 32.