Actualidad, Covid, cuarentena, Kast y humor: No hacer nada

Actualidad, Covid, cuarentena, Kast y humor: No hacer nada

26 Marzo 2021
¿Qué significaría para el mundo si no hiciéramos nada? Te entrego lo que pasaría.
Raúl Delgado Fe... >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano
¿Qué significaría para el mundo si no hiciéramos nada?

Ya casi termina Marzo y parece que nada ha cambiado, la pandemia no se deja doblegar, sigue avanzando sin dar su brazo a torcer y rehúsa a volverse buena persona, está siendo casi tan terca como nuestro ministro de educación, aunque  por supuesto todo tiene sus matices, esta vez el Covid llegó a J.A.Kast, ya con eso está aportando a Chile más que muchos de nosotros.

Lo cierto es que los casos siguen aumentando, muchas comunas tales como la nuestra han vuelto al “confinamiento absoluto”, es necesario ponerlo entre comillas porque basta salir a la calle para darse cuenta de que casi todo sigue con su funcionamiento normal, la gente respeta la cuarentena menos de lo que Lucho Jara respeta su matrimonio.

Con todo lo malo que puede significar el encierro absoluto, este nos brinda una oportunidad única, la chance de quedarnos en casa y no hacer nada; y claro, muchos tienen que trabajar, estudiar, o simplemente hacer compras, sin embargo, ya con el simple hecho de permanecer en nuestras casas estamos a solo un paso de no asistir a las clases, no asistir al teletrabajo, no hacer nada. ¿Qué significaría para el mundo si no hiciéramos nada?

Un filósofo  contemporáneo, Byung-Chul Han, plantea esta idea de “hacer nada” como una herramienta de creatividad e incluso como una herramienta de lucha, algo muy patente en este último tiempo donde el descontento social ha ido en aumento, “Hacer nada” podría ser una herramienta para desmantelar el sistema, para cambiar el rumbo de las sociedades en el mundo, es algo que requiere tan poco esfuerzo pero que podría llegar a ser extremadamente revolucionario.

Con la pandemia tuve la esperanza de que quizás todos, en algún momento, abrazaríamos el “Hacer nada”, solo imaginen conmigo: mañana nadie asiste a sus trabajos, nadie asiste a la escuela, nadie compra nada online ni pide delivery de ningún tipo, ni siquiera a su casero de la feria (Por supuesto que esto de todas formas no ocurre en el Chile real). Nadie sale de su casa, nadie enciende la televisión, nadie se conecta a internet ni prende sus celulares.  ¿No creen que todo cambiaría? La economía, la política, la sociedad no podría funcionar de la misma manera, si algo mueve a estas entidades es la certeza de que el día de mañana todos nos levantaremos a hacer lo mismo de siempre, servir, producir, consumir. 

Desmantelar todo, al parecer, solo requiere que nos quedemos en casa y no hagamos nada, pensé que la pandemia podría ser un empujoncito para esta revolución, pero no es tan fácil. Aunque suena sencillo, es muy complejo entregarnos a “hacer nada”, estamos acostumbrados a no “dejar de hacer” en ningún momento. Tendemos la cama mientras escuchamos música, mientras chateamos; comemos viendo el televisor; hasta vamos al baño con el teléfono, o peor aún, caminamos al baño usando el teléfono, ni siquiera somos capaces de permitirnos ese trayecto breve para tener algo de paz. Hacer nada es muy complejo, pero podría llegar a transformar el mundo, quizás solo provoque caos, pero al menos habría un cambio.