Carabineros desmiente que robo de celulares esté relacionado a Pokémon Go

Carabineros desmiente que robo de celulares esté relacionado a Pokémon Go

08 Agosto 2016

El robo de celulares a escolares ocurrió en el sector de La Florida en La Serena. Desmienten la información sobre Pokémon Go publicada por medios locales y nacionales.

Equipo El Obser... >
authenticated user Editor

Tras el caso donde se anunció por diversos medios locales y nacionales que jóvenes habían sido víctimas del robo de sus celulares mientras se encontraban jugando Pokémon Go en La Serena, Carabineros salió al paso, señalando que dicho ilícito ocurrió, pero los menores no estaban utilizando la famosa aplicación.

En base a la información que ha circulado en diversos medios de comunicación Carabineros de Chile aclaró en comunicado público que “no han ingresado denuncias por robos de teléfonos celulares a personas que estén jugando Pokemón Go. El asalto a cuatro jóvenes en el sector de La Florida correspondió a cuatro robos distintos, efectuados entre el 1 y 2 de agosto”.

En la declaración añaden que el protagonista del acto efectivamente es un menor de edad, quien fue detenido porque “robaba teléfonos celulares a escolares. Estos fueron catalogados como robo con intimidación y sí ocurrieron en el sector de la Subcomisaría La Florida en las fechas antes indicadas”.

NOTA RELACIONADA: Asaltan a jóvenes en La Serena mientras jugaban Pokémon Go

Así también, agregan que cuando ocurrieron los ilícitos la aplicación aún no funcionaba en la Región de Coquimbo, por lo que “se descarta que puedan haber estado jugando al momento del robo”.

Cabe mencionar que los funcionarios de la Sección de Investigación Policial (SIP) dieron con el autor de los robos, D.N.S.C. de 17 años, el 4 de agosto, luego de un trabajo investigativo en base a las denuncias efectuadas por las víctimas. Carabineros reiteró el llamado a la prevención y al autocuidado relacionado con el cuidado de las especies personales al transitar en la vía pública, con el objetivo de evitar ser víctimas de ilícitos como robo por sorpresa.