Familias de Baquedano relocalizadas tras el 16S compartieron sus experiencias a dos años del desastre natural

Familias de Baquedano relocalizadas tras el 16S compartieron sus experiencias a dos años del desastre natural

16 Septiembre 2017

Son 91 las familias de la comuna de Coquimbo, que optaron por cambiar su morada zonas seguras tras el terremoto y tsunami que afectó a la región en septiembre de 2015.

Equipo >
authenticated user Editor

“En mi nueva casa estoy contenta feliz, sana y duermo tranquila. Es un palacio el que tengo ahora para lo que tenía, así que doy gracias al Gobierno, porque ahora con mi hijo estamos en una linda casa”, declaró María Briceño, quien conforma un grupo de 19 familias que decidieron relocalizarse en el Condominio Alto Miraflores, en el sector de El Sauce en Coquimbo, tras el terremoto y tsunami del 16 de septiembre de 2015.

A pocos días de cumplirse dos años de este evento, la Ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball, y el Intendente Claudio Ibáñez se reunieron con los beneficiarios de este subsidio de relocalización para compartir experiencias y mostrar los avances del proceso de reconstrucción.

La Ministra Saball enfatizó en que las familias de Baquedano que optaron por la relocalización lo han hecho de forma voluntaria, “como parte del proceso de adaptación de las políticas públicas a las necesidades de las personas, cumpliendo un mandato de la Presidenta de hacer un proceso de reconstrucción en que pusiéramos al servicio de las personas, de su seguridad, bienestar y de su proyección futura los mejores instrumentos que teníamos y eso acá se ha logrado a plenitud”.

Por su parte, el Intendente Claudio Ibáñez agregó que la calidad de vida, tranquilidad y seguridad de las personas es lo más importante y “hoy estamos compartiendo con 19 familias que se trasladaron a este sector de El Sauce, pero son 91 los grupos familiares que tomaron esta alternativa. Nuestro Gobierno ha entregado subsidios para que puedan reubicarse en zonas seguras, beneficio a través del que buscamos preservar la seguridad y las vidas de nuestros vecinos”.

De las 91 familias que decidieron salir del sector de Baquedano, hoy el 55% ya cuenta con subsidio. Son 19 las familias que ya están habitando sus nuevas casas y otras 32 están en proceso de compra, mientras que 40 grupos familiares que perdieron sus hogares han manifestado su interés en participar en un nuevo llamado.

Carolina Barrios, nacida y criada en el Barrio Baquedano, conforma otro de los grupos familiares que cambiaron su residencia al sector de El Sauce. “Producto de esta catástrofe que pasamos, mi padre tomó la decisión de sacar a nuestra familia de ese terreno que representaba un peligro para la familia, iniciando todos los trámites para salir de ahí. Lamentablemente el falleció en diciembre, y nos vinimos con esa pena de que no pudo disfrutarlo, pero nos pone contentos estar en un lugar más lindo, más grande y sin el peligro inminente de que pueda pasar una nueva catástrofe”, señaló.

El terremoto de 2015 se registró a las 19:56 del miércoles 16 de septiembre, alcanzando los 8,4 grados Richter. Se trata del quinto sismo más potente registrado a nivel planetario, seguido por un tsunami que afectó principalmente a la comuna de Coquimbo con consecuencias importantes en el sector de Baquedano, pero que además provocó importantes daños y pérdidas a lo largo de toda la región de Coquimbo.

El Alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira, destacó las soluciones entregadas a las más de 90 familias que optaron por salir de Baquedano, particularmente “a estas 19 familias que hoy están viviendo en casas cómodas, bellísimas, con un buen espacio interior y exterior. Como alcalde siempre me pondré a disposición para seguir trabajando, porque aún nos queda tarea por delante”.

El conjunto habitacional Alto de Miraflores es un proyecto privado de la constructora CADEL, que consiste en 158 viviendas de un piso, con una superficie de 54m2 construidos. Para acceder a este proyecto privado, las 19 familias beneficiadas utilizaron las 1000UF del subsidio asignado por el Gobierno a través del Minvu, más el dinero en efectivo que obtuvieron por la venta de sus terrenos del sector Baquedano al Serviu, de esta forma se evitó el endeudamiento de los beneficiarios por créditos hipotecarios.

Galería Imágenes

  • Familias de Baquedano relocalizadas tras el 16S compartieron sus experiencias a dos años del desastre natural
  • Familias de Baquedano relocalizadas tras el 16S compartieron sus experiencias a dos años del desastre natural