Keep calm and teletrabaja

Keep calm and teletrabaja

24 Marzo 2020

Decidí apropiarme de la icónica frase, para brindarles algunas ideas de como trabajar desde la casa, sin morir en el intento. 

Gwen Saffie >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

Hace casi 80 años -durante la Segunda Guerra Mundial- el gobierno del Reino Unido creó un cartel que buscaba subir la moral de los británicos. Se trataba de un afiche con la sencilla frase “keep calm and carry on” (“mantén la calma y sigue adelante”).

El cartel nunca fue utilizado y quedó guardado durante décadas. A comienzos de este siglo, el mensaje fue redescubierto y propagado ampliamente, gracias a su sentido irreverente y directo. Así, la frase “keep calm and…” comenzó a ser utilizada en diversos contextos. 

Hace 2 semanas, armé las bases de mi segunda columna para El Observatodo, pero a estas alturas es difícil hablar de otra cosa que no sea el famoso COVID-19. Como mamá de 3 niños, a través de los años me he visto en la obligación de dominar el sutil arte de trabajar desde la casa de forma eficiente, a pesar de no contar con la paz y concentración que quisiera a la hora de sentarme frente al computador.

Es por eso que decidí apropiarme de la icónica frase, para brindarles algunas ideas de como trabajar desde la casa, sin morir en el intento. 

1.- Keep calm. La primera recomendación es, de hecho, mantener la calma. “Se hace lo que se puede con lo que se tiene” es uno de mis mantras a la hora de enfrentar situaciones difíciles. Tenemos que ser realistas respecto del trabajo que efectivamente podemos realizar, dadas las circunstancias actuales. 

2.- Dosificar. En mi experiencia, se avanza mejor cuando tomas breves recesos, cerrando el computador y dando total atención a los hijos. Pretender trabajar por horas sólo causa frustración en ellos, demandando más y más atención. No luches contra ellos, transfórmalos en aliados. 

3.- Asignar tareas. Además de seguir las actividades que envía el colegio, este es el momento perfecto para enseñarle a los niños a realizar tareas del hogar sencillas y acorde a sus edades, tales como hacer sus camas, ordenar sus juguetes, barrer, guardar la loza o doblar la ropa limpia. Así ayudan a mantener la casa ordenada y están ocupados para que tú puedas trabajar con un poco más de paz. 

4.- Elegir los mejores horarios. Cada familia tiene su dinámica, e identificarla adecuadamente es crucial para establecer horarios de trabajo. En mi caso, prefiero trabajar en las mañanas y al terminar el día, cuando los niños ya están acostados. Establecer un horario familiar también ayuda a estar organizados, respetar los plazos establecidos y reducir la ansiedad. 

5.- TV y dulces: recurso válido. Estamos enfrentando una pandemia global y todos los esfuerzos para mantenernos seguros, tranquilos y en casa son bienvenidos. Por ejemplo, mis niños me otorgan valiosos minutos de tranquilidad absoluta cuando les doy un “dulce con palito”. La clave está en saber utilizarlos en el momento adecuado. La TV también es alternativa para cuando debes cumplir un plazo que se está viniendo encima. Sin culpas, sin recriminaciones, la TV y la comida chatarra pueden jugar un importante rol en esta dinámica puertas adentro. Ya tendremos ocasión de cambiar hábitos no tan saludables. 

6.- Solidaridad. Junto a mi marido, les explicamos a los niños (de 12, 6 y 2 años) cuál es la situación, por qué no podemos salir de casa y cuál es la nueva orgánica familiar. Todos juntos formamos un equipo y debemos apoyarnos para cumplir con nuestras responsabilidades. A veces yo necesito el apoyo de todos para tener un poco de tiempo a solas para trabajar, otras veces lo necesita mi marido o también mi hija mayor. 

7.- Actividades originales y divertidas. No es tarea fácil tenerlos ocupados y entretenidos. Muchas veces me he encontrado -frustrada y estresada- contestando “no soy payaso” cuando necesito concentración y llegan a decirme que están aburridos. En este caso, el truco es brindarles opciones y herramientas para que ellos apliquen su creatividad e imaginación. Pijamadas, campamentos, refugios, picnics, juegos de mesa, recetas simples, competencias de diversas índoles son actividades que los mantendrán ocupados organizando, planificando y desarrollando la actividad. 

8.- Maneja la frustración. Esta pandemia no es culpa de nadie, sino responsabilidad de todos; es un momento que nos pone a prueba como papás, como trabajadores y como personas. Va a pasar, retomaremos nuestras rutinas, nuestra libertad y tranquilidad. Pero por ahora, es lo que hay. 

Les deseo la mejor de las suertes en este desafío laboral y familiar. Por favor manténganse en sus casas, apliquen todas las medidas para evitar exponernos a este virus. Aléjense del refrigerador todo lo que puedan, respiren profundo, mantengan la calma y a teletrabajar se ha dicho.