Las regiones para las regiones o para los turistas

Las regiones para las regiones o para los turistas

20 Enero 2021

Más de medio millón de chilenos han pedido el permiso de vacaciones.

Fer Zepeda Monroy >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

Siendo una viajera frecuente, debo reconocer que estos días he compartido lo que muchos sienten y publican en sus redes sociales “los que somos de acá encerrados y los turistas disfrutando”.

Y es cierto, se entiende la impotencia, y rabia – en alguno casos- por no poder ir a dar una vuelta en la tarde a la Avenida del Mar, a pasear con los niños a tomar un helado porque “todo está lleno”

Y es que, parecía que con Santiago en Fase 2, sin poder ampliar su movilidad este año, con cuarentena y todo lo que eso conlleva, tendríamos una playa para nosotros, al fin, sin argentinos, sin santiaguinos, sin tacos, sin grandes filas para tomar un helado, comer una pizza o tomar un trago en el borde costero.

Con los “permisos vacacionales”, todo lo anterior se derrumbó, pues es nuestra región la preferida por quienes harán viajes interregionales y así es como las últimas semanas hemos visto tacos a todas horas en distintos puntos de la región.

Lo perjudicial, no es solo que pasamos de estar en una apertura inicial (Fase 4) a disminuir los beneficios de esta, ya que nos bajaron a Fase 3. Sino que, ha sido terriblemente abrumador para aquellos que viven en la región, trabajan y estudian todo el año aquí, no poder salir dentro de su propio entorno por miedo a contagiarse por este virus, que según se entiende “lo han traído los turistas” esto por el aumento en las cifras de casos activos de los últimos días.

Pese a que, El Seremi de Transportes y Telecomunicaciones informó que durante el 2020 en la Región de Coquimbo viajaron 624.674 pasajeros menos que en el año 2019 (una disminución que oscila el 50%), no parece que fuera suficiente y que al contrario, repuntaron los viajes durante lo que llevamos de temporada estival.

Algunos piden que se exija pcr negativo para ingresar a la Región de Las Estrellas, tal como se exige para viajar a las regiones de Aysén y Magallanes.

¿Es descabellada esta medida? ¿ayudará en algo? ¿Qué debe pasar para que se apliqué en nuestra región? Son pregunta que sin duda nacen al ver la realidad local. Y es que, comprendemos que el Valle del Elqui y su encanto mágico, la avenida del Mar con sus bellas postales, las calles coloniales del centro de Serena se han proyectado como destino turístico entrando a competir por el galardón con lugares como San Pedro de Atacama, Puerto Varas o Chiloé, pero, en tiempos de covid ¿sigue en marcha esa competencia?

Quizás se podría generar un “stand by” en estos momentos y entregar el Valle de Elqui, las playas de la costanera y las calles coloniales a nuestros propios ciudadanos para que disfruten un verano más tranquilo, en su ciudad, no auto-obligándose a estar encerrados porque un turista los pueda contagiar.

Sabemos que es sumamente necesario el autocuidado y el quédate en casa, pero, si se puede ir a tomar un helado a la playa ¿por qué priorizamos a quien viene de a fuera y no a nuestra propia gente?

Démosle la región a quienes son de la región, al menos por un verano, y, de paso, cuidémoslos, endureciendo las medidas de entras a nuestra atractiva región.