Leonardo Quilodrán, el joven de los encargos: “En un mes me cambió la vida”

Leonardo Quilodrán, el joven de los encargos: “En un mes me cambió la vida”

09 Junio 2020

Muchos llamados para trámites y otros “pitutos” han sido la tónica en este último mes. Además sigue sin cobrarle a los adultos mayores, algo que ha sido muy destacado por la gente.

Jorge Moraga >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

Hace poco conocimos la historia de Leonardo Quilodrán, un joven padre de familia del sector Quebrada de Las Rosas en Coquimbo, quien no lo estaba pasando bien tras perder su empleo como carpintero, como consecuencia de la emergencia por el Covid 19.

Tras darle muchas vueltas al asunto, decidió aventurarse en un rubro poco común: el de realizar trámites o encargos, a bordo de su moto, idea que decidió publicar en redes sociales. Es así como lo conocimos y decidimos ir en su búsqueda para conocer detalles de su emprendimiento. Un mes después de ello volvimos a visitarlo y nos contó sobre su presente. “Estoy muy bien, con harto trabajo y muy agradecido, la nota que me hicieron en el Observatodo me cambió la vida pues estaba recién empezando en esta nueva aventura y no me estaba yendo bien, veía mi panorama muy oscuro con todo esto de la pandemia. Luego de que la gente viera la nota, los llamados se multiplicaron a tal punto que hoy somos dos las motos que nos dedicamos a esto, incluso me llamaron de varios canales de televisión para contar mi historia”, explicó.

En un principio, según nos cuenta, no fue fácil que la gente confiara. “Al comienzo habían muchas dudas pero hoy la misma gente me recomienda y eso hace que otras personas me llamen. Hace poco incluso me contactaron de una empresa telefónica y comencé a trabajar para ellos entregando chips y equipos en la comuna, así que a fin de mes les hago mi boletita y es una platita fija que me ayuda harto. También me llaman siempre de un taller para hacerles los trámites, así es que no me puedo quejar, todo ha cambiado favorablemente para mi en este último mes”, agregó.

Una de las cosas que hizo que la recepción de la gente fuera más cálida, fue el hecho de que Leonardo no le cobra a los adultos mayores. “Tengo varios adultos mayores que me llaman y le hago sus compras o trámites sin cobrarles pues sé lo que les cuesta a ellos tener sus pesitos y lo hago con mucho agrado, ya soy amigo de varios de ellos y eso me reconforta mucho, agradezco todo lo que estoy viviendo”, sentenció.