¡Quiero mi 10%!

¡Quiero mi 10%!

22 Julio 2020
Alicia Acuña >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

Mi madre es profesora jubilada, estudió en la Escuela Normal de La Serena. Fue una de las últimas egresadas antes de que las cerrara la dictadura de Pinochet. Acerca de su época de estudiante ella me cuenta con mucho orgullo que en la sala compartía el hijo del obrero y del empresario como iguales, no había muchas diferencias. 

En realidad, en Chile siempre ha existido el clasismo, como en todo el mundo, pero el neoliberalismo implantado a la fuerza ha dejado profundas heridas en nuestra sociedad. Ahora, las diferencias se notan más que nunca, y existe desconfianza y rivalidad con el que viene desde un origen distinto al mío. 

Por años se creyó que nuestro país era un pujante económico. Con excelentes cifras macroeconómicas, baja inflación, alto crecimiento y desempleo decreciente, fuimos invitados a la OCDE y a cuanto foro de países desarrollados como un ejemplo a seguir. 

Sin embargo, la verdad del ciudadano de pie es bastante alejada de esta fantasía pintada por unos pocos. Empleos precarios, profesionales por cuenta propia, bajos sueldos, pensiones bajas, salud decente solamente para los que tienen el dinero para pagarla y así suma y sigue. 

Muchos nos preguntábamos por qué tenemos que soportar tanto. Qué nos pasa que nos quedamos incólumes ante tanto abuso y, un día, no pudimos más y se nos vino el Estallido Social cuya historia ya más o menos la sabemos. 

Y para colmo de males, ahora estamos en una Pandemia de un virus letal que no hace más de desnudar aún más las diferencias y los descriterios de los cuales hemos sido víctimas. Como, por ejemplo, que contamos con muy poca protección social, ya que el gobierno ha propuesto medidas que beneficia a una parte muy pequeña de la población. 

En ese limbo quedamos gran parte de la clase media, aquella que nos es ni chicha ni limoná, muy rica para el estado, muy pobre para el banco. Bajo ese contexto, qué nos queda. Fácil, retirar el 10% de nuestros ahorros de las AFPs. 

Cuando se comenzó la discusión respecto a esta alternativa de obtención de recursos la derecha y los conservadores pusieron el grito en el cielo, diciendo que se precarizarían las pensiones. No obstante, hay que ser fríos para analizar esto.

  1. En promedio las pensiones bajarían 10 mil pesos sí usted no devuelve el dinero o no existe un fondo colectivo y solidario.

  2. Las pensiones en Chile ya son miserables, según la Fundación Sol a diciembre de 2019, el 50% de los 984 mil jubilados que recibieron una pensión de vejez obtuvieron menos de $202 mil ($145 mil si no se incluyera el Aporte Previsional Solidario (APS) del Estado). 

  3. Según el INE la mitad de los trabajadores de Chile gana 400.000 pesos o menos al mes. De estas, el 50,2 % corresponde a mujeres y el 43,5% a trabajadores informales.

Estos datos no resisten mayor análisis, es necesario y urgente que se apruebe el retiro del 10%. Hay personas que la están pasando mal, que los están desalojando, que no tienen que comer y esta medida será la única forma de comenzar a hacer un poco de justicia a tanta inequidad.