La semana de amistad entre Chile y Japón comenzó con la ceremonia del té